Hipertensión tratamiento Ayurveda

Si hablamos de hipertensión, nos referimos a una enfermedad crónica, generada por la presión contra las paredes de las arterias que va en aumento; esforzando al corazón y la demanda de oxígeno. Entre sus causas se encuentra la herencia, los hábitos alimenticios y el estilo de vida. Pero también, existen factores que pueden provocarla, como las alergias, el stress, la obesidad, el sedentarismo, etc.

La presión arterial suele ser silenciosa ya que sus síntomas son imperceptibles. Por eso un chequeo anual puede ayudar a detectar el problema. De lo contrario las consecuencias pueden ser muy graves.

Encontrar un tratamiento certero va más allá de la ingesta de medicamentos, cada paciente debe ser tratado de forma personalizada. Es decir, Ayurveda tiene como objetivo trabajar de forma holística, contemplando aspectos, físicos, psíquicos y emocionales. Muchas veces un método puede resultar satisfactorio durante un tiempo, pero bajo nuevas circunstancias este puede ser deficitario y por eso es útil comprender a quien se está tratando. Teniendo en cuenta lo anterior, se buscará identificar los Doshas afectados (vata, pitta, kapha) con el objeto de eliminar las toxinas que provocan la enfermedad.

Como en todo tratamiento, la medicina de la India pone el foco en la alimentación. Por eso es vital seleccionar y combinar conscientemente los alimentos que favorecen nuestros doshas. En concordancia, también es importante conocer las propiedades de ciertas hierbas que pueden apoyar el equilibrio cardiovascular.

La relajación, el bienestar, el equilibrio del cuerpo y lo emocional también cumplen un rol fundamental. Por eso, Ayurveda involucra la utilización de masajes con aceites esenciales, terapias corporales y la práctica de ejercicios de meditación. Una vida con stress y elevada en toxinas, muy probablemente aumente las posibilidades de padecer presión arterial. 

Recomendaciones

  • Realizar una dieta sin sal. No debe incluir pan, comidas saladas, chacinados, fiambres, quesos, gaseosas, aceitunas, agua mineral, enlatados, etc.
  • No consumir cafeína ya que aumentan la tensión. Entre ellos encontramos café, té común, mate, chocolate negro y bebidas cola. Reemplazar por café descafeinado, te de hierbas o mate con hierbas.
  • Dormir temprano.

 

Para finalizar, frente a una enfermedad tan compleja como peligrosa, se necesita la ayuda de un profesional. Encuentre junto a su médico el tratamiento que se adapte a su ritmo, su cuerpo y su espíritu. Somos seres conectados a los cinco sentidos y todos influyen en la salud y también la enfermedad.

 

Leave a Comment: